Centro de Psicología Puri Gorritxo

Pide cita

687 000 650

La aromaterapia, tu gran aliada en la tensión premenstrual (TPM)

La TPM es algo que afecta a muchas mujeres hoy en día: dolor abdominal, de mamas, retención de líquidos, cefalea, dolor lumbar,  irritabilidad, cambios en el estado de ánimo…La aromaterapia es una ayuda muy valiosa para mermar estos síntomas mediante masaje, baños aromáticos, infusiones, compresas puestas en el bajo vientre…

 

 ¿Qué es la tensión o síndrome pre menstrual ?

 

Son unos cambios, síntomas tanto fisiológicos como psicológicos y de conducta que suceden los días antes de la regla y que suelen desaparecer la víspera o al comienzo de la misma.

 

Para muchas mujeres estos síntomas suelen ser leves, aceptables pero para otras estos síntomas son especialmente importantes y llegan a interferir en su vida diaria tanto que apenas les permiten hacer nada, a veces, ni salir de casa.

 

¿Qué causa este síndrome?

 

Se desconoce con exactitud las causas de este síndrome.

 

Se supone que este síndrome se produce por una reducción natural de los estrógenos en la segunda mitad del ciclo menstrual y, por lo tanto, antes de la menstruación que se espera. Esto da lugar a una retención de agua, ansiedad, irritabilidad, alteración en el estado de ánimo…

 

También existe un componente psicológico importante ya que las mujeres con tensión emocional son más susceptibles de desarrollar el síndrome, el estrés empeora los síntomas.

 

 Síntomas

 

 Es muy frecuente la retención de líquidos que puede producir dolor o sensibilidad en el pecho, abdomen hinchado, dolor de cabeza, de espalda, náuseas, mareos, calambres en las piernas, muchas ganas de comer, sobre todo ciertos alimentos como el azúcar…

 

 Manifestaciones muy comunes de esta tensión premenstrual son mal humor, hostilidad, tensión, depresión, llanto fácil, irritabilidad, insomnio o necesidad de dormir más, fatiga, dificultad en la concentración…

 

Tratamiento, ¿qué medidas adoptar?  

                                      

Cuando el problema es de hinchazón generalizada y de aumento de peso o dolor mamario, el uso de antiinflamatorios como la aspirina, ibuprofeno y de determinados diuréticos puede ser eficaz.

 

Si las molestias son muy intensas e incapacitantes, consulta a tu médico.

 

Existen muchos tratamientos para el síndrome premenstrual desde sencillos remedios caseros a otros prescritos por el médico. Lo importante es encontrar la solución más útil para cada mujer. A algunas puede ayudar simplemente seguir unos hábitos saludables como:

 

-Una dieta adecuada, comer abundantes frutas y verduras, consumir poca sal y poco azúcar, reducir el consumo de café, alcohol y tabaco, aumentar el consumo de productos ricos en triptófano, precursor de la serotonina. Estos alimentos son los huevos, jamón, carnes de aves, pescados azules, lácteos, arroz, pastas, legumbres como guisantes, soja, patata, coles, calabazas, frutos secos. Esta, la serotonina, regula nuestro estado de ánimo, y, así, cuando hay niveles bajos de serotonina la persona  puede sentirse decaída con sensación de agobio, estrés, apatía, poca concentración…

 

- Realizar ejercicio  físico, pilates merma los síntomas de la TPM.

 

Cuando hacemos una actividad física nuestro cuerpo produce endorfinas que tienen que ver con la sensación de bienestar. Una mujer con TPM y que realice algún tipo de actividad física, y si además lleva un buen estilo de vida, lo más probable es que se sienta mejor.

 

 Los ejercicios que se llevan a cabo durante la práctica de pilates son muy buenos para contrarrestar los dolores que provoca en algunas la TPM ya que favorecen la relajación de la musculatura abdominal y de la pared vaginal. La técnica se adapta a cada mujer, según sus necesidades y molestias, es decir, alivia el dolor lumbar, la tensión cervical, la falta de energía, el dolor muscular e irritabilidad y en ese sentido trabaja atenuando esas molestias.

 

¿Cómo nos puede ayudar la aromaterapia?

 

 

                                         Lavanda

 

La aromaterapia tiene mucho éxito a la hora de reducir la severidad del problema y/o superarlo.

 

El aceite esencial de lavanda reduce el dolor de la menstruación bien masajeando la parte baja del abdomen o poniendo una compresa caliente.

 

Masaje linfático, preferiblemente con aceites esenciales de geranio y romero, puede minimizar o impedir totalmente la retención de líquidos. El aceite esencial de geranio ayuda a aliviar la TPM ya que favorece la regulación hormonal.

 

 Sería conveniente hacerlo 2 veces por semana inicialmente y luego una vez al mes. El momento idóneo sería antes de notar la retención.

 

Puedes aprender unos movimientos básicos de masaje linfático para luego poder hacerlo tú misma e incorporarlo a tu rutina diaria. Si no, puedes consultarme a mí misma.

 

Las compresas en el bajo vientre son muy útiles para aliviar el dolor, la hinchazón, reducir la inflamación. Añade 4 gotas de esencia a ½ litro de agua caliente aproximadamente. Póntelo bajo el vientre un rato largo. Cubre la compresa con una toalla para evitar mojarte.

 

Bergamota, camomila y aceite esencial de rosa son muy efectivos a la hora de reducir la depresión e irritabilidad.

 

El dolor de la menstruación puede verse mejorado combinando masaje, baños aromáticos, infusiones de salvia, hinojo…, compresas puestas en el bajo vientre.

 

 Puedes consultar este enlace sobre los baños aromáticos.

 

Salvia

 

El aceite esencial de salvia (salvia sclarea) es uno de los mejores aceites esenciales para la mujer.

 

Alivia los síntomas de la tensión premenstrual, tales como los calambres musculares, la hinchazón, los cambios de humor, dolor de cabeza y estómago… Es de gran ayuda en las reglas dolorosas.

 

Contiene fitoestrógenos naturales, compuestos químicos similares al estrógeno producido por el cuerpo humano. La salvia equilibra, regula los niveles de estrógeno y asegura la salud del útero a largo plazo.

 

 Puedes añadir 2 gotas de salvia y 1 de lavanda en 5 ml de aceite (la medida de una cucharilla de postre) y masajear la parte baja de tu abdomen o poner una compresa caliente empapada con  3 ó 5 gotas de salvia y lavanda en el vientre. También puedes tomar infusiones de salvia.    

     

Antidepresivo natural, es una de las mejores esencias para combatir la depresión de cualquier origen. Al ser una de las más potentes relajantes del sistema nervioso, psique… alivia todo tipo de estrés y tensión.

 

Es un gran tónico, reconstituyente, da fuerzas de ahí que sea de gran ayuda en situaciones de debilidad física, mental, sexual…en convalescencia, tras una gripe, durante una depresión en la recuperación posparto…

 

Precauciones

 

No tomar alcohol. No conducir después ya que puede causar somnolencia.

No es para niños.

En el embarazo no usar el primer trimestre.

 

Hinojo

 

Ejerce su influencia en el aparato reproductor  de la mujer.

 

Contiene estrógenos vegetales que son valiosos para complementar las propias hormonas del cuerpo. Por esta acción estrogénica el aceite esencial de hinojo y la infusión puede ser una ayuda muy útil en la tensión premenstrual.

 

Ayuda a regular el ciclo menstrual, reduce los síntomas de la tensión premenstrual y la retención de líquidos que muchas mujeres experimentan antes de la menstruación.

 

Ciprés

 

Regula el ciclo menstrual, alivia el síndrome premenstrual, reglas dolorosas, calambres…

 

Ayuda a la mujer que está experimentando un cambio difícil.

 

Relaja el sistema nervioso, tiene un efecto calmante y sedante sobre la mente y el cuerpo. 

 

También puede drenar y descongestionar el sistema linfático, reducir la retención de líquidos.

 

No usar en el embarazo.

 

Manzanilla

 

 

Las propiedades diuréticas de la camomila reducirán la retención de líquidos mientras que sus propiedades antidepresivas ayudarán con los sentimientos depresión, estrés que muchas mujeres sienten antes de la regla.

 

Su eficacia en los “problemas de la mujer” dio lugar al nombre de “hierba madre” de los alemanes para referirse a esta planta.

 

Masaje, analgésico natural

 

 

 

Además del masaje linfático, la reflexología podal viene muy bien para combatir los síntomas de la tensión premenstrual o menstruaciones dolorosas. Trabajar especialmente las zonas referidas al aparato reproductor femenino.

 

Por último, sabiendo que las emociones influyen tanto en la sensación de dolor, que el estrés empeora los síntomas, relajar la tensión va a ser el primer objetivo, atender psíquicamente a la mujer.

 

Si deseas leer más sobre cómo la psicología, la aromaterapia nos puede ayudar a calmar el dolor consulta este enlace.

 

Así es como María supo aliviar esa tensión, tenía herramientas para hacerlo y no solo tenía que aguantar y sufrir el dolor.