Centro de Psicología Puri Gorritxo

Pide cita

687 000 650

La psicosomática y la aromaterapia: curar la mente para curar el cuerpo

Lo emocional y lo físico están tan unidos que la ansiedad, estrés, temor… pueden provocar un ataque de asma, un dolor de estómago o un problema de piel, por ejemplo. Trata la emoción, y es probable que desaparezca el dolor físico. La aromaterapia actúa sobre lo más profundo de nuestra psique y cuerpo, ayudando a superar la tensión emocional. Por ello, es de gran ayuda en trastornos de origen psicosomático.

 

Se denomina psicosomática al trastorno psíquico que genera un efecto físico en el organismo, esto es, se origina en la psique, en la mente y, después, ejerce una influencia en el cuerpo.

 

La psicosomática es un idioma, se habla con el cuerpo. Es la expresión, a través del cuerpo, de un conflicto. La psicosomática es el modo natural del bebé y del niño de expresar lo que le pasa con el cuerpo. La madre y el pediatra saben lo que le pasa al niño cuando llora, cuando tiene una erupción en la piel…

 

En esta relación mente-cuerpo está implicado el hipotálamo, que regula el sistema nervioso y endocrino y, a través de ellos, puede influir en cualquier órgano y procesos corporales. El hipotálamo tiene conexión con varias partes del cerebro y la conexión entre éste y el área límbica-emocional es especialmente fuerte.

 

La psicosomática funciona a tres niveles: sistema nervioso autónomo, endocrino e inmunológico. Ángela preparaba oposiciones y pensaba que solo eran 12 temas. Cuando coge el teléfono y le dice su amiga que son 15, su primera reacción fue ir al cuarto de baño, dos semanas después no le viene la regla y, por último, desarrolla un herpes labial.

 

Nuestras emociones se manifiestan en el cuerpo, en la piel, corazón, estómago, cabeza, en la espalda generando tensiones, contracturas musculares como le pasaba a Arantza, guardaespaldas de profesión, remitida al psicólogo por su fisioterapeuta ya que sufría demasiado continuamente contracturas en la espalda.

 

Al hacer el trabajo de terapia y entender el mensaje que la contractura le enviaba, pudo armonizarse, integrar su debilidad y, así, hacerse fuerte. Las continuas contracturas cesaron.

 

El síntoma es el aviso de lo que no funciona bien en estamentos más profundos.

 

Psicosomática de la piel

 

La piel es uno de los órganos de comunicación, de expresión más importantes de nuestras emociones. Cuando nos sonrojamos, palidecemos… tenemos reacciones que son visibles como consecuencia de las emociones que nos afectan.

 

La piel comunica al mundo lo que no puede comunicar a nivel social con la palabra, con la boca. La piel es el vehículo de descarga de muchos conflictos internos. Una persona que va a hacer un examen puede tener taquicardia, sudoración excesiva, le pueden temblar las piernas…

 

Con frecuencia se observa que pacientes que están en situación de tensión emocional, irritables… se quejan de sufrir picor en la piel, prurito, que es rojo y que pica. Un buen eccema te puede librar de hacer algo que no quieres.

 

Tras un disgusto importante muchas personas desarrollan alopecia o muchas canas. ¿Qué le ha ocurrido al cuerpo para que tenga ese descalabro?

 

Hoy nadie pone en duda los datos que relacionan las enfermedades cardíacas con el estrés, desamor, pérdidas de seres queridos, rupturas matrimoniales…

 

Trastornos digestivos

 

Los trastornos digestivos junto con las cefaleas constituyen las enfermedades psicosomáticas más frecuentes de consulta al médico de cabecera.

 

El estómago y las relaciones sociales van de la mano. Si una comida te ha sentado mal, dime con quién has comido. Esto nos da una clave de cómo lo afectivo, lo emocional se entrelaza con lo físico.

 

El niño pequeño asimila, lleva a la boca, traga lo que le parece bueno, deseable, lo que satisface sus necesidades y rechaza, escupe o vomita lo que considera malo. Esta forma oral de asimilación se manifiesta después en la vida.

 

Con el vómito la persona trata de deshacerse de lo que considera nocivo para sí. Se vomitan las circunstancias que imponen al sujeto unas exigencias, una forma de vida. Recuerdo a Elena salir de la reunión de vecinos, especialmente tensa, para vomitar.

 

Se vomita la comida como representación de aquello que la persona no puede tragar. Descubrir qué es lo que no puede tragar es el camino de la terapia. ¡Cuántas veces se intenta llenar la sensación de vacío personal, una frustración, insatisfacción… comiendo! De ahí surgen los problemas de sobrepeso y obesidad: ese ‘vacío’ necesita otro tipo de alimento que lo nutra y llene.

 

Dolor de cabeza

 

La cefalea tensional es el dolor de cabeza de quien está hasta las narices de soportar, de trabajar… y hace referencia a la tensión emocional. Muchas veces, el dolor de cabeza es una excusa perfecta para evitar ciertas cosas. Por el dolor de cabeza Teresa se permitía gritar y dar malas contestaciones a su padre en la mesa, sin haber ninguna razón aparente. El dolor le permitía hablar de forma agresiva. Cuando se le dio permiso para decir todo lo que quería decir el dolor de cabeza desapareció, ya no tenía ninguna función.

 

Cómo ayuda la aromaterapia en trastornos de origen psicosomático

 

La aromaterapia es una herramienta muy potente para equilibrar un estado emocional alterado. La aromaterapia, los aceites esenciales, ejercen un gran efecto sobre las capas más profundas de nuestra psique y emociones, estimulan regiones del cerebro que controlan las funciones endocrinas, inmunológicas y límbicas, nuestro centro emocional.

 

La inhalación de estos aromas pasa al cerebro produciendo un efecto directo sobre las emociones.

 

-Olores eufóricos como el pomelo estimulan el tálamo para secretar unas sustancias químicas que actúan como analgésicos y también inducen sentimientos de bienestar, euforia, haciéndonos sentir elevados.

 

-Olores afrodisíacos como el jazmín o el pachuli, estimulan otra parte del cerebro que secreta endorfinas, que son analgésicas y pueden inducir la euforia y la excitación sexuales. También rige otras glándulas endocrinas en el cuerpo como la tiroides, las glándulas suprarrenales y las sexuales.

 

Lee este artículo que escribí sobre cómo los aromas influyen en nuestras emociones.

 

http://www.psicologosgetxo.es/blog/como-utilizamos-los-olores-en-aromaterapia-para-ayudarte-emocionalmente

 

Según con qué emoción viva la persona el dolor, éste será mayor o menor.

 

Las emociones de tristeza, rabia, miedo, asco influyen de forma muy negativa en el dolor, aumentando su sensación. La calma y seguridad hacen que disminuya el dolor.

 

Lee este artículo sobre aromaterapia y dolor.

 

http://www.psicologosgetxo.es/blog/nos-pueden-ayudar-la-psicologia-la-aromaterapia-a-calmar-el-dolor-si