Centro de Psicología Puri Gorritxo

Pide cita

687 000 650

Los cuidadores también se pueden beneficiar de la aromaterapia

La tarea de cuidar no está exenta de dificultades ya que requiere una gran cantidad de tiempo y energía. Cuidadores de personas dependientes, sanitarios, docentes, quienes realizan labores humanitarias se ven cada vez más afectados por el síndrome del profesional quemado, burnout. La aromaterapia es de gran ayuda para combatir eficazmente esta situación partiendo de un cambio de rol, ahora es el cuidador el que pasa a ser cuidado y atendido con una amplia variedad de esencias naturales de plantas, lavanda, enebro, benjuí… a su disposición.

 

El síndrome del profesional quemado es un problema frecuente por la cantidad de horas dedicadas al trabajo. Demasiado a menudo estos cuidadores continúan dando sin darse cuenta de que están agotando sus propias reservas y bienestar psíquico.

 

 Va apareciendo desgaste, agotamiento psíquico, tristeza, cambio de actitud hacia los demás, irritabilidad constante, falta de motivación, depresión…mensajes que envía el cuerpo y que, a veces, no se escuchan, lo cual hace aumentar la gravedad de la situación.

 

Autocuidados del cuidador

 

  • Dormir bien: es esencial para el bienestar, salud, para recuperarnos. La falta de sueño nocturno afecta a la atención, estado de ánimo y a la manera como se desarrolla la actividad durante el día.
  • Ejercicio: hábito muy saludable a cualquier edad pues contribuye a eliminar tensiones acumuladas a lo largo del día.
  • Alimentación adecuada.
  • Evitar el aislamiento, desconectar, hacer tus actividades favoritas, técnicas de relajación, saber poner límites, tomarse unos días de descanso o vacaciones tras un esfuerzo prolongado.
  • Aprender a gestionar adecuadamente las emociones: culpabilidad, tristeza, enfado, rabia…
  • Establecer objetivos realistas.
  • Encontrar a alguien con quien poder hablar libremente y expresar tus sentimientos.
  • Pedir ayuda profesional a los primeros síntomas.
  • Aromaterapia.
     

Aromaterapia

La aromaterapia es una herramienta ideal, de ayuda para todo cuidador y también para los que están padeciendo “el síndrome del profesional quemado o burnout”. Ya, de entrada, la persona cambia de rol, y no es él/ella quien cuida sino que es él/ella a quien cuidan.

 

El paciente, ahora, tiene que hacer nada y eso le va a mejorar su situación, va a ser lo que su cuerpo está pidiendo a gritos. Al “ hacer nada” se activa una zona del cerebro que tiene que ver con la introspección, creatividad, memoria autobiográfica y es entonces cuando puede aparecer una solución a algo que nos tenía preocupados.

 

De entre todas las esencias, yo empezaría en primer lugar por el enebro cuya propiedad fundamental es la de ser un descontaminante psíquico, muy valioso para limpiar la mente, espíritu del contacto acumulado del trato  con mucha gente, especialmente, que agota, madres con niños, profesores con alumnos, enfermeras/os, cuidadores en general. Fortalece los nervios, combate el estrés. Sedante.

 

Benjuí

Antidepresivo, para combatir el agotamiento de naturaleza psíquica y emocional, colchón emocional frente a los acontecimientos de la vida. Te remito al artículo que escribí en el siguiente link :

 

 

Lavanda

Sedante, relajante del sistema nervioso, antidepresivo.

 

Para agotamiento, para quienes sienten un desequilibrio emocional ayuda mucho porque su propiedad fundamental es la de equilibrar, favorecer el equilibrio. Con sus propiedades relajantes ayuda a reducir la tensión alta, palpitaciones del corazón… Aquellos que se encuentran tristes, cansados, ansiosos, a quienes cuesta conciliar el sueño… se van a beneficiar del uso de la lavanda tanto en la forma de masaje como en baños aromáticos en casa, o mediante difusores…Preocupaciones y stress van a ir flotando gradualmente en el agua dejando a cuerpo y mente listo para un descanso nocturno reparador.

 

Camomila

En el plano mental, tiene propiedades relajantes, sedantes, antidepresivas. Indicado en caso de irritabilidad, impaciencia, enfado. Se puede utilizar como alternativa a la lavanda para combatir el insomnio.

 

Bergamota

Antidepresivo, ansiolítico, es una de las que mejor levanta el ánimo.

 

No usar antes de tomar el sol porque aumenta la foto sensibilidad de la piel.

 

No usar más de 1 %, es decir, 5ml de aceite base o crema por una gota de aceite esencial. Para más información puedes consultar la información en este enlace:

 

 

Salvia

Poderoso relajante y tónico de nervios, antidepresivo. Equivalente al Valium.

 

Melisa

Tiene un delicioso olor alimonado.

 

Sedante, calma los nervios, antidepresivo. Por su efecto sobre el corazón, la tensión, sistema nervioso, digestivo y, sobre las emociones, la melisa actúa como un cojín suavizando el impacto de nuestra mente, del mundo exterior en nuestro cuerpo, en nosotros, hace alejar “pensamientos sombríos” proporcionando un gran bienestar.

 

Petit-grain, hojas de  naranjo.

Tiene un fresco aroma parecido al azahar.

 

También es antidepresivo y sedante. Eficaz en problemas de ansiedad, alivia agotamiento, relaja el estrés.

 

Ylang-ylang, flor de flores

El efecto de esta esencia sobre los nervios es sedante a la vez que euforizante e hipotensor. Muy recomendado para la ansiedad, tensión, palpitaciones, cuando la persona está frustrada, enfadada consigo mismo, con otros, con la situación general de sus vidas.

 

Afrodisíaco natural  usado normalmente en problemas de frigidez e impotencia.

 

Albahaca

Excelente tónico de nervios, proporciona fuerza y claridad  mental siendo de gran ayuda a los que se han empujado demasiado y se han agotado física y mentalmente.

 

Ansiolítico, antidepresivo natural.

 

Evitar durante el embarazo.

 

Azahar, rosa, jazmín…

Los aceites esenciales se pueden utilizar junto con otros tratamientos. A veces, la psicoterapia, el counselling es la combinación perfecta.

 

La forma de usar la aromaterapia es a través del masaje, baños aromáticos o de pies en casa, entre sesiones, en forma de perfume o tomando infusiones. Para más información acerca del baño puedes consultar este link:

 

 

Baño de pies: especialmente indicado para problemas de fatiga, situaciones relacionadas con la cabeza, dolor de cabeza, migraña….  Se pone agua caliente al gusto, entre 8-10 gotas de esencia y 10 minutos es suficiente.

 

El masaje es una terapia antigua, es una extensión de la reacción instintiva de tocar una parte dolorida del cuerpo. Infravaloramos el poder del masaje viéndolo meramente como una experiencia agradable aunque la evidencia sugiere que beneficia profundamente a cuerpo y mente.

Hay áreas de nuestro cuerpo, mandíbula, cuello hombros…donde guardamos nuestras preocupaciones, temores, miedos, ansiedad… casi en un estado de permanente tensión. El masajearlas, siempre ayuda.

 

Van a hacer falta unas cuantas sesiones de aromaterapia para trabajar esta situación de  agotamiento, de ahí la variedad de esencias donde elegir en función de la necesidad del paciente.

 

La psicoterapia o counselling es de vital importancia para trabajar este síndrome. El paciente agradece mucho el encontrar un profesional de fuera de su entorno con quien poder vincularse, un espacio donde poder depositar sus sentimientos, emociones, sentirse seguro para atender su mundo interno, escuchar atentamente sus necesidades, reencontrarse consigo mismo,  ponerse, por primera vez, antes que los demás .