Centro de Psicología Puri Gorritxo

Pide cita

687 000 650

Blog

Eucalipto,árbol del té, enebro y bergamota, indispensables en nuestro hogar.

Aceite esencial de eucalipto, árbol del té,  enebro y bergamota, entre otros, purifican el aire que respiramos, nos protegen, fortalecen nuestro sistema inmunitario y nos ayudan a levantar el ánimo. Por lo tanto, son indispensables en nuestro hogar en estos momentos.

 

 

Arbol del Té ( MELALEUCA ALTERNIFOLIA)

 

El árbol del té es un arbusto originario de Australia. Tiene un aroma “medicinal”, como el eucalipto.

 

Este aceite esencial es inusual y especial en que es activo contra las 3 categorías de organismos infecciosos: bacterias, hongos y virus.

Es un potente estimulante del sistema inmune así que cuando el cuerpo se ve amenazado por alguno de estos organismos esta esencia aumenta su capacidad de respuesta.

Por ello, es muy útil en enfermedades debilitantes y para gente muy propensa a infecciones o que les cuesta mucho recuperarse de cualquier enfermedad, cuando hay una bajada de defensas.

 

Se puede aplicar mediante masaje, baños, vahos o mezclado a tu crema o  aceite corporal ( añadir máximo 2 gotas de esta esencia por cada 5 ml de aceite,  la medida de una cucharilla de postre .Cómo preparar un baño aromático

 

El aceite árbol del té es fenomenal para combatir problemas de pies, hongos, pie de atleta, infecciones de las uñas…  Hacer un baño de pies con unas gotitas y después masajear el pie con tu crema habitual a la que añades 2 ó 3 gotitas de esta esencia. Remedio casero además de súper efectivo y económico.

 

Desinfectante del hogar. Puedes limpiar el suelo de la cocina y del baño con agua a la que añades de 10/15 gotas de árbol del té.

 

 

 

 

EUCALIPTO

 

Universalmente conocido por sus propiedades beneficiosas para combatir catarros y resfriados, en vahos inhiben la proliferación del virus, excelente en todo tipo de fiebres. Tiene una acción muy potente antivírica y antiséptica.

 

En Africa ponían  ramas de eucalipto en zonas poco sanas para impedir la expansión de la malaria. Repelente de insectos, mosquitos…

En epidemias, enfermedades infecciosas el eucalipto sirve para varios propósitos a la vez. Ayuda al enfermo y protege a quienes se ponen en contacto con él/ella

En la antigüedad se utilizaban ramas de eucalipto para impedir que se extendiera la infección, en el cólera, malaria, fiebre escarlata y tifoidea, sarampión.

 

Para desinfectar el aire mezcla155 gotas d bergamota, 5 gotas de eucalipto ,40 de enebro. Total: 200gotas, o sea, 10 ml. Mezclar las esencias en un bote con gotero, poner en un difusor de aromaterapia o cerca de cualquier fuente de calor para expandirlo por la habitación. También se puede añadir unas gotas al agua para fregar el suelo …

Puedes mezclarlo con agua para desinfectar las manos…

 

Dolores musculares y del reuma responden muy bien con eucalipto.

 

BERGAMOTA

 

De lo mejor para levantar el ánimo. Delicioso olor, ingrediente clásico del agua de colonia junto con el romero, azahar y lavanda.

Nativa de Italia.

Muy indicada en todas las infecciones de las vías respiratorias, antiséptico.

Como el eucalipto, poderoso agente antiviral.

Precaución: no tomar el sol después.

 

ENEBRO

 

Su propiedad esencial es la de purificar cuerpo y mente. Poe eso es muy indicada para quienes están expuestos al contacto con mucha gente en el trascurso de su trabajo o con poca gente pero que desgasta mucho.

 

Ën la antigüedad tenía un valor medicinal y religioso.

Fue usado como desinfectante en tiempos de plaga y otras enfermedades contagiosas. Los franceses solìan quemar ramas de enebro y hojas de romero en hospitales para purificar el aire. En la antigua Yugoslavia el enebro es un “cura para todo” en la medicina popular tradicional.

 

Tónico, fortalece los nervios, muy indicado en situación de estrés y ansiedad. Su acción sedante será de gran ayuda a quienes cuesta dormir por preocupaciones y tensiones.

 

Por todas estas excelentes propiedades me gusta poner una cazuela con agua y hojas de eucalipto en casa para respirar su aroma y acabar la ducha con un aceite hidratante al que añado unas gotas de árbol del té, eucalipto unas veces y otras enebro y bergamota. Este es mi ritual al final del día en los meses fríos, es el comienzo de mi descanso físico y mental,es un desconectar para volver a conectar al día siguiente a pleno funcionamiento.

 

En 100ml de aceite corporal puedo añadir 17 gotas de árbol del té, 17 de eucalipto y 5 de lavanda que aumenta las propiedades terapéuticas de aquellas esencias con las que se mezcla, además de tener propiedades relajantes y antidepresivas.