Centro de Psicología Puri Gorritxo

Pide cita

687 000 650

Cómo nos puede ayudar la aromaterapia en época de exámenes

Actualmente el examinarse está a la orden del día, los chavales en clase y los no tan chavales en las oposiciones. La psicología y la aromaterapia nos pueden ayudar mucho a mejorar nuestro rendimiento. El romero, la menta, lavanda…pueden ser tus aliados.

 

Realmente el estudiar en serio es algo que aunque requiera un esfuerzo constante se puede mejorar notablemente siempre que se sigan unas pautas básicas. (Os remito al artículo de claves para empezar bien el curso).

 

Para empezar, es esencial una clara motivación, el que uno quiera estudiar, que lo vea como una inversión en sí mismo/a. Seguido de esto es muy importante el organizarse bien. Aquí muchos estudiantes falláis y soléis dejar para el último momento el estudio y, luego, al final, uno no tiene ni la tranquilidad deseada ni el tiempo necesario. Márcate un horario en el que haya un tiempo para descansar y otro para estudiar…

 

Por supuesto, hay que tener un método adecuado de estudio: atención en clase, lectura atenta, subrayado, resumen, decir en voz alta, repasar.

 

Muchas veces se hacen cosas que no favorecen el estudio para nada como las siguientes:

 

No dormir lo suficiente: al estudiar pedimos al cerebro que haga un esfuerzo importante para comprender, memorizar…. Si no hemos dormido lo suficiente nuestro cerebro no está en condiciones de la tarea que se le encomienda. Darse el “atracón final”, pasar la noche en vela…es un error, los conocimientos necesitan reposo y el descanso que proporciona el sueño es el mejor reconstituyente.

 

No alimentarse adecuadamente: el alimento proporciona la energía que el cerebro necesita para hacer su trabajo, tener las pilas cargadas.

 

No ser realista en tus metas.

 

No tener apuntes propios.

 

Estudiar para aprobar, ir a por el 5. Piensa que puedes equivocarte en tus cálculos y ese 5 se convierte en un suspenso porque tu juicio no coincide con el juicio del profesor.

 

No tener tu rincón de estudio.

 

Tener el móvil, ordenador… a mano, son cosas que te distraen de lo que realmente tienes que hacer.

 

No hacer ejercicio físico: mente cuerpo somos todo uno. El cuerpo necesita ejercicio, mientras se cansa el cuerpo descansa la mente. Necesitamos oxigenarnos.

 

Suponiendo que todo esto se hace correctamente, vamos a ver cómo la aromaterapia nos puede ayudar a mejorar nuestro rendimiento en el estudio.

 

Primero te voy a hablar de unos aceites esenciales - aunque solo de las propiedades que te ayudarán en el estudio ya que tienen más-  y luego te explico cómo usarlos.

 

Romero “Rosmarinus officinalis

 

Ejerce una acción estimulante, tiene propiedades cefálicas, mejora la atención, memoria y concentración además de proporcionar claridad, fortaleza mental, cualidades esenciales cuando estamos estudiando. Ayuda también a combatir la fatiga mental, intelectual, la tensión nerviosa y los dolores de cabeza. Así que se puede convertir en tu aliado en esta época.

 

La menta (mentha piperita) y la albahaca (ocimum basilicum) también comparten estas propiedades del romero. La albahaca, además, es de gran valor en estados de ansiedad, nervios, depresión, nos levanta el ánimo. Evitar ésta durante el embarazo. Puedes tomar una menta en vez de una aspirina pero si sigues un tratamiento con homeopatía, no la utilices ya que podría contrarrestar sus efectos.

 

El palo de rosa también despeja, aclara la cabeza y tiene un efecto  calmante, equilibra los nervios de ahí que sea muy útil durante los exámenes además de tener un olor delicioso.

 

Cómo usar estos aceites esenciales

 

Mientras estás estudiando puedes echar unas gotitas de aceite esencial de romero u otro en un difusor de aromaterapia, en la calefacción, en el flexo de la luz o incluso en la muñeca. Así la esencia se irá esparciendo por el ambiente y podrás inhalarla mientras estudias. También podrías ponerte una gotita en las sienes mezclada con un poquito de tu crema habitual o aceite de almendras dulces u otro o en la muñeca  como si fuera un perfume mezclado con un poco de aceite de jojoba.

 

Si somos una de esas personas que nos gustan las infusiones podemos tomar una menta o romero mientras estudiamos. La única precaución a tener en cuenta es que al ser estimulante no es aconsejable que se tomen al final del día ya que podría hacer que luego te costara dormir aunque esto, también, depende de cada persona.

 

Es esencial usar aceites esenciales de excelente calidad para que tengan las propiedades de la planta. Muchas buenas casas ponen el nombre de la planta en latín. Un bote de 10 ml de aceite esencial de lavanda te puede costar en torno a los 10/12 €  en una herboristería o de romero unos 7€. Como se usan unas gotas ese bote va a cundir muchísimo y va a ser una buena inversión.

 

En época de exámenes no solo son interesantes las esencias que estimulan nuestro sistema nervioso para hacernos más “capaces”, receptivos ante el estudio sino que hay que tener en cuenta que esta época puede ser larga y que es frecuente que aparezca el cansancio, fatiga mental, … . Por ello, es esencial, súper importante dormir bien. El dormir bien es un reconstituyente de incalculable valor.

 

Yo os aconsejaría dos cosas:

 

- Antes de ir a la cama daros un baño con una combinación de esencias como lavanda, que es sedante, relajante del sistema nervioso, antidepresivo, favorece el equilibrio, descanso físico y mental, ella sola o con albahaca, que es un tónico del sistema nervioso, lo fortalece.

 

Preparación: poner el agua caliente deseada en la bañera y añadir hasta 6-8 gotas de aceite esencial, diluidas en un aceite tipo de almendras dulces o similar, agitar el agua para extender las esencias y ya está, 15 o 20 minutos es el tiempo deseado para que las esencias hagan su efecto. Uno sale del baño muchísimo más descansado, listo para ir a la cama habiendo dejado mucha tensión, ansiedad, agobio, cansancio, preocupación… que vaya por el desagüe de la bañera. El descanso nocturno va a permitir que nos recuperemos aún más, nuestra mente va a poder ir ordenando las ideas, los temas que hemos visto el día anterior…. Así, a la mañana siguiente podremos estar frescos, con capacidad para seguir preparando los exámenes.

   

Para quienes carezcan de bañera en casa podría ser válido un baño de pies con hasta 6 o  7 gotas de aceite esencial de tu elección (romero, menta...por la mañana y lavanda, camomila… u otro sedante por la noche. Diez minutos es suficiente.

 

- Poner una o dos gotas, no más, de esencia de lavanda en la almohada y, así, dormiréis muchísimo mejor. A la mañana siguiente os levantaréis descansados y renovados.

 

La eficacia de estos consejos tiene que probarse para que se pueda creer.