Centro de Psicología Puri Gorritxo

Pide cita

687 000 650

Bergamota, lo mejor para levantar el ánimo

El árbol de la bergamota, citrus Bergamia, debe su nombre a la pequeña ciudad de Bérgamo, en Italia, de donde es originaria. Su aceite esencial tiene como propiedad más sobresaliente  la de levantar el ánimo, ayudar cuando estamos deprimidos.

 

La fruta es como una naranja en miniatura y presionando su corteza  se obtiene el aceite esencial que tiene un olor a cítrico, fresco, vigorizante, delicioso. Es uno de los ingredientes clásicos del agua de colonia.

 

Las tres áreas principales donde la bergamota es muy valiosa son el tracto urinario, el cuidado de la piel y la depresión y ansiedad.

 

Es en la ayuda en estos estados psicológicos y mentales donde la bergamota es muy indicada, apreciada destacando sus propiedades relajantes y antidepresivas, para levantar el ánimo. Aquí la bergamota es única.

 

Cuándo usarla

 

Si te encuentras baja/o de ánimo, ves las cosas con una tonalidad grisácea, si tu estado emocional te quita las ganas de comer, si te notas tenso, prueba a darte un baño aromático con bergamota y lavanda o bergamota, lavanda y benjuí. No mezcles más de 3 esencias a la vez.

 

En nuestra vida actual estamos tan ocupados que, a veces, nos hace bien “dejar de hacer”, “dejar de atender”, es el antídoto que necesitamos. En nuestro propio hogar, podemos crear nuestro propio balneario para armonizarnos interiormente, equilibrarnos, recuperar fuerza, energía, recursos propios y, así, volver a estar bien, y poder generar una conducta positiva por fuera. Solo necesitamos unos 20 minutos para darnos un baño aromático y sentir sus efectos positivos y renovadores.

 

Cómo usarla

 

Se puede añadir unas gotas de aceite esencial de bergamota al aceite de masaje, ella sola o combinando con otras esencias, como por ejemplo, la lavanda y así aumentamos el efecto de la bergamota o también benjuí. Por cada 5 ml de aceite de masaje (la cantidad de una cucharilla de postre) pondremos entre 2 ó 3 gotas de aceite esencial pero solo una de bergamota ya que podría irritar la piel.

 

Otra alternativa muy buena es preparar un baño aromático usando para un adulto hasta  unas 6- 8 gotas de aceite esencial. Por ejemplo,  bergamota y  lavanda o  bergamota,  lavanda y  benjuí con un poco de aceite de almendras dulces u otro para disolver en el agua (ver indicaciones del baño aromático). O un baño de pies, hasta unas 6 ó 7 gotas de esencia. Aumentamos el efecto terapéutico del agua añadiendo las esencias.

 

También podemos difundirlo al ambiente con un difusor de aromaterapia o similar e incluso usarlo como un perfume poniendo unas gotitas en la muñeca disuelto en aceite de jojoba, por ejemplo.

 

Precaución.

 

- No usar la bergamota sin diluir porque podría irritar la piel. En el baño aromático no usar más de 3 ó 4 gotas. Si se usa para masaje no más de 1 gota por cada 5 ml de aceite.

 

- Aumenta la sensibilidad de la piel al sol y es más probable que te quemes, por lo tanto, mejor no usarla antes de ir al sol.