Centro de Psicología Puri Gorritxo

Pide cita

687 000 650

Aromaterapia, tu gran aliada en la maternidad

Ser madre es una experiencia bonita pero dura, bastante estresante, y en ocasiones agotadora ya que tienes un bebé que depende al 100% de ti. El cansancio extremo, la falta de sueño, la adaptación emocional a la nueva situación junto con el desajuste hormonal hace que una mujer se sienta más vulnerable, que todo le afecte…. La aromaterapia es una gran aliada en esta etapa tan especial para cuidarte, ayudarte a descansar, con los dolores de espalda, con los pies hinchados y, cómo no, con las estrías también. Lavanda, romero, jazmín, rosa,  mandarina…

 

Tener un hijo te marca un antes y un después, me decía Laura, ahora eres madre para siempre, nunca te acaban de cortar el cordón umbilical, siempre estás unida a él/ella, nunca más piensas solo en ti, sino en plural. Hay un miedo a lo desconocido, muchas veces no sabes lo que le pasa al bebé ya que los niños vienen sin manual de instrucciones y sientes una gran responsabilidad, tienes que cambiar tus ritmos y horarios habituales.

 

Unos días después de tener el bebé muchas mujeres sienten una tristeza posparto que suele mejorar por sí misma en un par de semanas.

“Cuando nació mi primer hijo, tuve una sensación de tristeza, incluso algo de rechazo. Era un niño muy, muy deseado y precisamente ese sentimiento que afloró y del que yo no había oído hablar, me produjo mucho malestar y sentimiento de culpa. 

¿Por qué no estaba tan feliz como me había imaginado?, ¿por qué no quería al bebé tanto como cuando estaba dentro de mi tripa?”, se preguntaba Haizea.

 

También suele aparecer cansancio, falta de interés, dormir en exceso o no poder dormir, pensamientos del tipo  “para qué me he metido yo en esto”, como me decía Lorea, estar malhumorada, enfadada, dudar de su capacidad de cuidar al bebé…

 

Es un sentimiento pasajero. A veces, si esta tristeza es muy intensa y dura más de dos semanas seguidas podemos estar ante una depresión, en cuyo caso te aconsejo que busques ayuda profesional. 

 

En resumen, la depresión posparto es un trastorno del estado de ánimo que puede afectar a las mujeres después de dar a luz. En ese momento, los niveles de hormonas, estrógenos y progesterona, bajan rápidamente y esto genera alteraciones químicas en el cerebro que pueden provocar cambios en el estado de ánimo.

El cansancio, la falta de sueño, la adaptación a la nueva situación junto con la alteración hormonal contribuye a este estado de ánimo.

 

¿Cómo nos puede ayudar la aromaterapia?


  
 

 

 La aromaterapia es una gran ayuda tanto durante el embarazo como después, en el posparto.

 

Lo primero decir que hay unos aceites esenciales que no deben usarse durante el embarazo  porque pueden dañar a la madre y al bebé. Son los siguientes:

 

Albahaca… Ocymum basilicum                Enebro….Juniperis communis

Salvia …Salvia sclarea                             Mejorana….Origanum marjorana

Salvia….Salvia officinalis

Hisopo…..hyssopus officinalis                  Mirra….Commiphora myrrha

 

En los 3 ó 4 primeros meses de embarazo evitar las esencias que menciono a continuación y el resto de los meses usar en pequeñas cantidades y bien diluidos, 2 gotas para masaje y 3 ó 4 gotas para un baño aromático

 

Hinojo…  Foeniculum vulgare.

Menta…  Mentha piperata

Rosa  …    Rosa centifolia

Romero…Rosmarinus officinalis.

 

En general, evitar los aceites esenciales que provocan la menstruación, los que fortalecen las contracciones y los arriba mencionados. La lavanda y camomila pueden usarse en pequeñas dosis excepto si hay riesgo de aborto, en cuyo caso no usar.

 

Siempre diluye los aceites esenciales en aceite de almendras dulce u otro.

 

En los tres primeros meses de embarazo no hacer masaje presión sobre el abdomen o zona lumbar ya que éste es el período más habitual para el aborto espontáneo y el masaje puede estimular las contracciones.

 

Para las náuseas de los primeros meses la infusión de hinojo es muy recomendada y además potencia la producción de leche materna.

 

Masaje de abdomen. Después del 4º mes es muy beneficioso, un bebé movido puede calmarse. Antes del 4º mes, o masajear muy suavemente en dirección de las agujas del reloj o no hacerlo si la madre tiene dudas al respecto.

 

Estrías. A partir del 5º mes puedes masajear tu cuerpo para combatir las estrías o solo con el mismo aceite o mezclado con unas gotas de aceite de flores de naranjo o mandarina y/o lavanda.

 

Dolor de espalda. A partir del 6º mes usar lavanda y romero ya que son muy buenos para aliviar esta molestia tan frecuente en los últimos meses de embarazo. Para ello puedes estar recostada de lado o sentada en una silla. El masaje alivia muchísimo. En los cuatro primeros meses masajear esa zona suavemente.

 

Para el edema, hinchazón de pies de los últimos meses prueba a masajearte las piernas hacia arriba, hacia el corazón con romero, geranio o una mezcla de ambos.

 

Durante el parto la pareja puede masajear con aceite de lavanda la parte baja de la espalda de la mujer para reducir el dolor y fortalecer las contracciones y, con ello, acelerar el parto.

 

Si ya has dado a luz por cada 5 ml de aceite (la medida de una cucharilla de postre) pon unas 2-3 gotas de esencia.

 

Baños aromáticos. Es como tener tu propio balneario en casa, es un lujo al alcance de todas. Evitando los aceites esenciales arriba mencionados, es una experiencia muy relajante, te ayuda a descansar muchísimo, y a recuperarte de todo. Es un tiempo dedicado solo a ti misma, que lo necesitas. Pones la bañera con agua a tu gusto, añades las 3 ó 4 gotas de esencias diluidas en un aceite de almendras dulce o similar y unos 20 minutos es el tiempo recomendado. Si no tienes bañera en casa, prueba un baño de pies en una palangana durante 10 minutos aproximadamente.

2 ó 4 gotas de lavanda, bergamota, melisa, limón, naranja, mandarina, lemongrass ( hierba limón), sándalo, geranio, ylang-ylang, rosa, jazmín. Estas dos últimas esencias son muy caras (5 ml de jazmín puede costar unos 40 € y de rosa, unos 100€ o más).

 

Masaje tras el parto

 

Después de haber dado a luz el masaje es enormemente beneficioso. En la India, es costumbre cada día y durante un período de  40 días, que la comadrona de un masaje a la madre haciendo una especial presión en el abdomen.

 

Cada parturienta se beneficiaría mucho de recibir regularmente un masaje ya que alivia el cansancio del continuo cuidado del recién nacido, alivia los dolores de tener que andar cargando con él/ella todo el día, reduce el estrés y nerviosismo y, sobre todo, te asegura, al menos, un tiempo de completa relajación. Esto, a su vez, beneficia a todos los miembros de la familia porque tras el masaje la madre experimenta una sensación de bienestar que irradia en el ambiente.

 

Como aceites esenciales, yo aconsejaría el jazmín y la rosa. Para más información del aceite esencial de rosa puedes consultar este link http://www.psicologosgetxo.es/blog/que-es-la-aromaterapia-y-para-que-sirve. Las propiedades del jazmín se asemejan a las de la rosa en que ejerce una gran influencia en el aparato genital femenino. Si no tienes a tu alcance la esencia de jazmín, utiliza la de salvia (salvia sclarea) para la recuperación posparto.

 

Jazmín

 

 

Tónico uterino: valioso para aliviar el dolor menstrual (hay otros más baratos como la mejorana), de gran utilidad al dar a luz. Si se masajea el abdomen y parte baja de la espalda de la madre al comienzo del parto con 2 gotas de jazmín y 2 gotas de salvia (salvia sclarea), por ejemplo, diluido en un aceite de almendras dulces…esto  alivia el dolor, fortalece las contracciones, facilita el parto, y la recuperación posnatal. También favorece el flujo de leche materna.

 

Al ser un antidepresivo ayuda en la depresión posparto. De gran valor como aceite de masaje antes y después de dar a luz.

Tiene fama de ser afrodisíaco y es uno de los mejores aceites esenciales a nuestro alcance para ayudar en casos de impotencia y frigidez.

 

El Jazmín actúa a nivel mental, emocional y físico. Puesto que la mayoría de los problemas sexuales surgen de la tensión, ansiedad, depresión, miedo… más que por cualquier causa física, el jazmín, antidepresivo y relajante, es de gran ayuda y es por ello por lo que se ha ganado la fama de afrodisíaco.

 

A nivel emocional es un potente antidepresivo pero estimulante, lo cual, le hace ser de gran valor cuando la depresión ha dado lugar a cierto letargo.

 

Cuando la persona carece de la confianza en su capacidad de solucionar problemas inmediatos, cuando carece de la confianza en su propia valía, es bueno usar jazmín.

 

Usarlo en dosis pequeñas.

 

Más sugerencias

 

  • Escúchate a ti misma. ¿Qué necesitas para estar bien?
  • Pide ayuda a tu pareja, amigos y familiares cercanos.
  • Descansa. El cuidar de un recién nacido 24 horas al día, todos los días es muy cansado, por eso, es importante que tengas un tiempo para atenderte a ti misma, para dormir…
  • Come bien.
  • Utiliza los consejos de aromaterapia que te ofrezco en tu día a día, te harán mucho bien. Son ideas muy sencillas que tú misma te puedes proporcionar a ti misma, sin necesidad de pagar un masaje o tratamiento costoso. Basta comprar un par de botes de aceites esenciales y el aceite base. Si necesitas una mayor orientación en cuanto al masaje, busca quien te enseñe unos movimientos básicos para luego poder hacerlo tú misma e incorporarlo a tu rutina diaria. Si no, puedes consultarme a mí misma.

 

Estoy segura que poco a poco te vas a ir encontrando bien y los sentimientos de tristeza… irán disminuyendo. Así podrás empezar a disfrutar de tu maternidad tanto como lo deseas.